Once Upon a Dream

Foto del día 06-03-12 a la(s) 01.45 #3.jpg

Estoy escribiendo esto faltando 30 días para el casamiento, porque sé que mi Modo Novia va a estar cada vez más intenso y no me van a alcanzar los caracteres. No suelo compartir públicamente cosas que son más de la vida privada, pero siento que esta historia merece ser contada.

Conocí a Seba hace casi 14 años. Navegando por los foros de HarryLatino, encontré a una chica más grande que yo, que estudiaba medicina. En ese momento yo aspiraba a estudiar lo mismo, y nos hicimos amigas virtuales de inmediato. Grupos de MSN de por medio, me presentó a sus amigos “reales”, entre los que estaba él (nunca había leído Harry Potter). Las conversaciones fueron y vinieron hasta que decidieron que me querían conocer.

Acoyte y Rivadavia. Ahí estaba la galería donde nos juntábamos. Yo tenía 16 años, dos trencitas y muchos nervios. No tenía celular, y no había visto fotos de todos los que iban a ir, pero me llamó la atención un chico pelirrojo de pelo largo, atado con una colita, y el colgante de la campana de ACDC en el cuello. “Se parece a Bill, mi Weasley favorito.” pensé. Sólo que en lugar del diente tenía la campana.

Durante el siguiente año y medio, yo fui la “chiquita” del grupo. No había terminado el secundario y mis viejos me pasaban a buscar de cada reunión antes de la 1 am, cuando mi amigos recién empezaban a salir. En el momento en que Seba y yo nos empezamos a acercar, el resto del grupo se escandalizó. “Seba es CERO seriedad. La vas a pasar mal. ¡Tiene como 20 años! (?) No van a durar ni un mes”.

Caminando por la calle durante nuestro primer año de novios, encontramos una piedra hermosa, parecida a un diamante de color rosa. “Con esta piedra te voy a pedir matrimonio.” bromeó. Nos reímos. Éramos bebés.

El 5 de diciembre de 2015, a punto de cumplir 11 años de novios y durante el viaje de 15 que le regalamos a mi hermana más chica, Seba me pidió sacarse una foto conmigo frente a la estatua de Walt Disney de Magic Kingdom. Él había elegido ese día porque era el cumpleaños de Walt, mi gran inspiración y modelo. Yo estaba sentada posando para la imagen, cuando sacó el anillo. “Quiero aprovechar que estamos en presencia de Walt, para pedirte que te cases conmigo”.

Más tarde, me enteré de que efectivamente lo había mandado a hacer con la piedra que guardó durante 10 años. Lo diseñó él y recorrió varias joyerías hasta que encontró a alguien que se lo hiciera:

12705167_1085325358178393_4812079333514846564_n

Mañana le voy a decir que sí, como lo hice una y mil veces. Porque sin darnos cuenta nos convertimos en familia. Porque miramos atrás y no imaginamos las cosas de otra manera. Porque en muchos aspectos, siento que me salvó. Por estos primeros 12 años que guardo para nosotros y la gente que nos acompañó. Mañana me caso.

Anuncios

8 comentarios en “Once Upon a Dream

  1. Que genialidad por favor. Me saco el sombrero con este muchacho lo del anillo es muy bueno. Un ídolo que sea de lo mejor el día de mañana y el resto de sus vidas.
    Un saludo grande

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s